El aplauso de Donald Trump a la respuesta de Vladimir Putin “Siempre supe que era muy inteligente”

Publicado en Diciembre 31, 2016 - 2:03am Información de DN Prensa

Así calificó el presidente electo estadounidense Donald Trump la reacción de Vladimir Putin a las sanciones anunciadas por Barack Obama contra Rusia por intentar influir en las elecciones presidenciales del pasado noviembre a través de ciberataques.

Como es usual, el republicano utilizó su cuenta de Twitter para opinar sobre la actualidad.

¡Yo siempre supe que era muy inteligente!“, escribió Trump en un mensaje sobre Putin, refiriéndose a la respuesta del líder ruso a las sanciones del gobierno saliente de EE.UU.

Las medidas ordenadas por Obama incluyen la expulsión de 35 diplomáticos rusos que son considerados sospechosos de actividades de espionaje, y la imposición de sanciones contra las dos principales agencias de inteligencia de Rusia: el Servicio de Seguridad Nacional (FSB) y el Servicio de Inteligencia Militar (GRU).

Barack Obama dispuso las sanciones después de que los servicios de inteligencia estadounidenses advirtieron que Rusia intentó interferir en las elecciones de EE.UU. a través de ataques informáticos.

Trump y Putin

Más temprano el viernes, Putin descartó la propuesta de su ministro de Relaciones Exteriores de expulsar a 35 diplomáticos de Estados Unidos en respuesta a las expulsiones anunciadas por la Casa Blanca.

Putin dijo que Rusia no se “rebajaría” al nivel de “diplomacia irresponsable” de EE.UU., respuesta que que fue aplaudida por el futuro mandatario de Estados Unidos.

No es la primera vez que Trump echa flores a Vladimir Putin.

De hecho, su simpatía mutua fue uno de los argumentos que su contrincante Hillary Clinton intentó usar en su contra durante la campaña presidencial.

Putin añadió que buscará “reparar los lazos” con Estados Unidos una vez que asuma la presidencia Trump, quien tomará posesión el próximo 20 de enero.

Para Jonathan Marcus, corresponsal diplomático de la BBC, la respuesta de Putin a las sanciones de Obama fue “una puesta en escena muy cuidadosa”.

“Primero se sugirió una posible expulsión de diplomáticos estadounidenses, y luego Putin mostró ‘magnanimidad’ postergando una respuesta“.

La reacción del Kremlin “es básicamente un insulto a la administración Obama, al sugerir que en opinión de Moscú el mandatario estadounidense es ahora tan irrelevante que no vale la pena responder”, señala el corresponsal de la BBC.