Connect with us

BBC

BBC: ¿Qué le sucede a tu cuerpo si pasas 20 días sin ir al baño?

Publicado

Por

La pregunta viene al caso a raíz de la “huelga de aseo” que ha emprendido un hombre en Harlow, Reino Unido, a quien la policía acusa de esconder drogas dentro su cuerpo.

El sospechoso ya completa 20 días rehusándose a ir al baño.

¿Qué efectos puede tener para la salud de este hombre o de cualquiera que intente una faena similar?

De ser cierto que el hombre lleva droga dentro de su cuerpo, podría estar poniendo en peligro su vida, pero de lo contrario, al parecer no hay muchos riesgos.

“No acumularás una devastadora cantidad de toxinas que puedan envenenar tu cuerpo en tan poco tiempo”, dice Trish Macnair, de la Sociedad de Cuidados Primarios de Gastroenterología, en Reino Unido.

Según Macnair, existe un pequeño riesgo de que el intestino se hinche y se estalle, pero en una persona joven y saludable, lo que se espera es que el intestino se vacíe antes de que eso ocurra.

“Simplemente vas a tener un montón de incómodos estiramientos de tus intestinos”, dice Macnair.

Cuestión de tiempo

La policía que tiene en custodia al sospechoso dicen que éste se ha estado negando a comer, lo que presuntamente ayudar a resistirse al llamado de la naturaleza.

Pero ni siquiera eso funcionará.

“Incluso si no estás comiendo, el intestino seguirá moviéndose”, explica Macnair.

“Eso es porque solo un tercio de lo que se encuentra en las heces son desechos de alimentos”, señala.

“Mucho de esto son bacterias muertas y amigables, además del revestimiento del intestino que constantemente se está desprendiendo, como la piel. Además, cantidades de fluido”.

Macnair, que dijo estar sorprendida de que una persona pasara tantos días sin defecar, explica que “es solo cuestión de tiempo”.

Contener las ganas y apretar el esfínter no será suficiente, pues el intestino se mueve por sí solo. “No puedes controlarlo”, dice, “a la mayoría de las personas les ha ocurrido”.

Mientras llega el inevitable desenlace, la policía mantienen al sospechoso en observación y le realiza chequeos médicos diariamente.

BBC

BBC: Estados Unidos se dirige a una recesión económica?

Publicado

el

Tienden implicar grandes pérdidas de empleos, ingresos estancados y miseria generalizada.

Y cuando esa recesión sucede en la economía más grande del mundo, es un gran dolor de cabeza para sus socios comerciales.

Los inversores están cada vez más preocupados de que se esté gestando una recesión estadounidense.

Pero ¿hay una manera certera de predecir las recesiones?

Analizar los mercados de bonos del gobierno estadounidense puede ser una de las formas más precisas.

Un estudio del banco central de EE.UU. mostró que los mercados de bonos pronosticaron las cinco recesiones que vivió EE.UU. desde 1955.

Esos bonos, conocidos como bonos del Tesoro en EE.UU., se emiten como una forma de préstamo de los gobiernos para financiar el gasto.

Vienen con diferentes plazos de vencimiento y ofrecen a los inversores una tasa de rendimiento, que se paga en cuotas regulares.

Esa tasa es una proporción fija del valor final del bono. Como los bonos pueden ser negociados libremente, sus precios varían.

Si la demanda es alta, el precio aumenta y la tasa de rendimiento de los bonos en relación con el precio de mercado, o su rendimiento (yield), disminuye.

Por el contrario, un precio más bajo significa un aumento de rendimiento.

¿Qué influye en el precio de los bonos?

Su atractivo en comparación con otras inversiones (si el rendimiento es alto y, por lo tanto, el precio es bajo, es probable que los compradores se sientan atraídos) y también las expectativas de futuros movimientos de tasas de

¿Qué tiene esto que ver con una recesión?

Los analistas controlan los rendimientos de los bonos en todo el rango de vencimientos, hasta 30 años, para trazar la curva de yield.

Cuanto más bajo sea el rendimiento, más baja será la tasa de interés esperada y, como consecuencia de ello, se espera que la economía funcione peor.

Es probable que los bonos con un vencimiento a más largo plazo tengan un rendimiento alto de todos modos, para compensar a los tenedores de esos títulos por la inflación y un período de tenencia más largo.

Por lo general, cuando la perspectiva es que la actividad se expanda a un ritmo saludable, la curva de yield se inclinará hacia arriba, lo que implica tasas de interés en una tendencia en alza.

Pero si la curva de yield se “invierte”, lo que normalmente significa que el rendimiento de un bono a 10 años es inferior al de un bono a 2 años, ello sirve como una advertencia sobre la salud económica.

Pero ¿qué tan buenas son estas curvas para predecir recesiones?

Los mercados de bonos fueron señales confiables de anticipación de todas las recesiones que atravesó Estados Unidos desde 1955.

Pero a mediados de la década de 1960, la inversión de la curva de yield de los bonos del Tesoro fue seguida por una desaceleración de la actividad en lugar de una contracción absoluta.

Así que no es infalible, pero es probablemente el indicador más confiable que existe.

Lo que la curva de rendimiento no nos dice es cuándo la economía de Estados Unidos podría revertirse.

Durante los últimos 60 años, más o menos, las recesiones comenzaron entre 9 a 24 meses después de que se invirtiera una curva de yield.

En la actualidad, la tasa de desempleo es de un modesto 3,7%, mientras que la economía continúa creciendo rápidamente.

Pero un punto de inflexión puede no estar muy lejos.

Además, las predicciones extraídas de las curvas de yield pueden ser autocumplidas.

Al igual que los consumidores reaccionan a las advertencias sobre tiempos difíciles controlando el gasto, los bancos tienden a ser más cautelosos con los préstamos cuando se dan cuenta de que la curva de yield se invierte.

Una menor acumulación de crédito en forma de hipotecas, financiamiento de autos, tarjetas o préstamos corporativos equivale a menos gastos para impulsar el crecimiento.

La advertencia de los mercados de bonos debe tomarse en serio, y no solo por parte de los mercados.

La consultora Capital Economics advierte que hay un 30% de probabilidades de que EE.UU. entre en recesión dentro de 18 meses: justo a tiempo para el período previo a la próxima elección presidencial.

bbc_mundo

Continua leyendo

BBC

Estos son los teléfonos en los que WhatsApp dejará de funcionar este 2019

Publicado

el

WhatsApp, la aplicación de mensajería más usada en todo el mundo, se actualiza constantemente. Y un año más acaba de publicar su “lista negra” habitual de celulares en los que no estará disponible a partir del próximo 1 de enero.

La compañía, que tiene más de 1.500 millones de usuarios, ya indicó en el pasado que prefiere enfocarse en “las plataformas de teléfonos móviles que usa la gran mayoría de la gente”.

Por eso el servicio de mensajería instantánea dijo que quienes lo usen con el sistema operativo de Nokia S40 solo podrán hacerlo hasta el 31 de diciembre de 2018, según indicó la compañía en su blog..

Algunos de ellos son Nokia 206 y 208, Nokia 301, Nokia 515 y gran parte de la gama Nokia Asha C3, X2 y X3. Esos dispositivos todavía se venden como alternativa a los celulares inteligentes en varias tiendas y páginas web.

El caso del iPhone 4

WhatsApp también ha adelantado algunos cambios que afectarán a quienes tengan un celular emblemático de Apple: el iPhone 4. Y aunque todavía es compatible con ese terminal, pronto dejará de serlo.

La app ya no permite crear nuevas cuentas a los usuarios que tengan ese modelo de iPhone ni ningún otro teléfono que funcione con iOS 7 ni otra versión anterior del software de Apple.

Y a partir de 2020, WhatsApp dejará de funcionar por completo en esos celulares.

Android 2.3.7

El caso de los celulares que usen un sistema operativo Android 2.3.7 (y versiones anteriores) es muy similar a los de iOS 7.1.2: podrán usar WhatsApp solo hasta el 1 de febrero de 2020.

Según datos de Google, hay unos 6.000 millones de celulares en el mundo que usan Android 2.3.7 o una versión anterior del sistema operativo.

bbc_mundo

Continua leyendo

BBC

Naomi Jacobs, la mujer que se acostó con 32 años de edad y despertó con 15

Publicado

el

Naomi Jacobs olvidó quién era ella y tuvo que empezar a buscar pistas sobre sí misma.

Ocurrió un jueves de abril en la ciudad británica de Manchester, en una pequeña casa de ladrillos marrones, al momento de despertarse.

“Los primeros segundos pensé que todavía estaba soñando. Bueno, era más bien una pesadilla . No podía reconocer la habitación en la que me había despertado”, cuenta.

“Me acuerdo que lo primero que vi fueron las cortinas y no las reconocí y luego todo en el cuarto… el armario, la cama en la que estaba acostada… miré mi cuerpo y tenía una pijama puesta que nunca había visto. Todo era ajeno”.

“Salté de la cama y me vi en el espejo. Mi cara había cambiado. Me veía pálida y supe que había envejecido . Cuando hablé en voz alta por primera vez, mi voz sonaba muy diferente”.

Pero, ¿diferente a qué?

“Yo pensaba que tenía 15 años. Todos mis sentidos, todas mis emociones eran las de una chica de 15 años de edad. Y creía que era 1992“.

Pero no era 1992 y Naomi no tenía 15 años. El año era 2008 y ella tenía 32 años de edad.

Había perdido toda la memoria de la última década y media de su vida.

Regreso al futuro

Naomi tuvo que enfrentar el siglo XXI como la quinceañera que había sido, poniéndose al día con la vida moderna, tecnología, cultura y noticias.

Para ella, las redes sociales no existían , tampoco internet, iPods, iPads… en fin.

En su realidad, en Sudáfrica el sistema político y social apartheid seguía en píe y Nelson Mandela no había terminado de recorrer su largo camino hacia la libertad.

En Irak, Saddam Hussein estaba en el poder, mientras que en Inglaterra, la princesa Diana continuaba acumulando admiradores.

Y en Estados Unidos, la idea de que un hombre de piel oscura pudiera siquiera aspirar a llegar a la Casa Blanca seguía siendo un sueño para unos, una pesadilla para otros.

“¡Guau! Eso fue increíble. Sencillamente no lo podía asimilar. Realmente nunca pensé que vería algo así en mi vida. Pensé que era una broma al principio…’¿Quién es este Obama? ¿Es en serio?'”, recuerda Naomi.

Un niño llamado Leo

Pero lo más desafiante fue ajustarse al hecho de que era madre de un niño de 10 añosllamado Leo.

“Durante las primeras 24 horas, en realidad no podía comprender el hecho de que tenía un hijo, aunque me dijeron que sí, y lo vi y me maravilló. Estaba anonadada viendo esa versión en miniatura de mí saliendo de un salón de clase, con una enorme sonrisa, y lo único que pude hacer fue quedarme mirándolo”, cuenta.

Continua leyendo

BBC

BBC: El misterio de la nube que mató a más de 1.700 personas y 3.500 cabezas de ganado

Publicado

el

“Cerca de las 11 de la noche me desperté y no pude levantarme, estaba confundido. No sabía lo que estaba pasando”, contó después uno de los sobrevivientes.

Era el 21 de agosto de 1986. Cuando estaba amaneciendo, los pobladores de varias aldeas del noroeste de Camerún descubrieron al despertar que muchos de sus amigos y vecinos habían muerto durante la noche.

“A la mañana siguiente vi que había gente tirada en las calles, algunos estaban muertos”, relató el testigo. “En nuestro poblado perdimos a mucha gente, unas 75 personas murieron”.

La cifra total, sin embargo, fue muchas veces más alta: ese día murieron unas 1.700 personas en Camerún.

El motivo: la inhalación de gases tóxicos emanados de un lago volcánico.

Los informes señalaron que todas las víctimas vivían en poblados cercanos al lago Nyos, cerca de la frontera de Camerún con Nigeria.

El desastre fue tan grave que el presidente del país apeló a la ayuda internacional.

La investigación

Pasaron varias semanas de investigaciones científicas para descubrir qué había ocurrido en la zona.

Se llamó a expertos de todo el mundo para que ayudaran a desvelar el misterio. Uno de ellos fue el médico británico Peter Baxter, quien llegó a la zona unas dos semanas después del desastre.

“Todavía había cuerpos de personas y animales muertos esparcidos en las colinas de la zona. Cuando llegamos al pueblo de Nyos, que era un grupo de pequeñas chozas de barro, todo estaba en silencio y no había señales de vida”, le cuenta el doctor Baxter al programa “Witness” de la BBC.

“Y cuando nos acercamos al lago, el lago Nyos, al que se llegaba escalando una pequeña colina, vimos que sus aguas estaban muy calmadas, inalteradas, pero había peces y vegetación muertos en la superficie en los márgenes del lago”.

“La única vida que pudimos ver en el agua eran ranas, que son muy resistentes a las alteraciones y parecían estar prosperando en estas aguas”, agrega Peter Baxter.

George Kling, profesor de la Universidad de Michigan, también fue invitado a ayudar en la investigación.

“Cuando llegamos al lago Nyos había una atmósfera escalofriante, toda la gente y todos los animales de la zona estaban muertos”, cuenta.

“Había silencio, pero todos los edificios estaban de pie y no parecía que hubiera habido un huracán o una inundación o algo por el estilo”.

“Cuando subimos hacia el lago vimos una zona de destrucción. Antes del desastre el lago era un lugar muy hermoso, con sus aguas cristalinas azules. Sólo un año antes habíamos estado nadando en el lago, pero ahora todo estaba completamente transformado”, continúa Kling.

“El agua de la superficie era de un color marrón rojizo, había matas de vegetación enormes flotando a lo largo y ancho del lago. Esa vegetación provenía de las orillas donde olas enormes del lago habían arrasado y destruido toda la vegetación que estaba cerca del lugar”, recuerda el catedrático.

Misterio

La evidencia física sugería que una ola de unos 40 metros de alto se había creado como resultado de una alteración en la profundidad del lago.

Pero era un misterio qué había causado esa alteración y qué había provocado la muerte de varios cientos de pobladores.

“Los informes iniciales que surgieron de la zona sugerían que había ocurrido una erupción volcánica y que habían sido liberados gases volcánicos. Pero esto era un evento sumamente inusual”, asegura el doctor Baxter.

“Porque no hubo una explosión grande causada por una erupción ni tampoco la devastación que habría causado esa explosión”, explica.

“Lo que enfrentábamos era una situación en la que un gran número de personas había muerto pero en la que había muy pocos daños en el terreno y las construcciones donde vivía la gente y donde habían muerto”, agrega.

“Olor a huevo podrido”

Uno de los testigos en el área recuerda: “Yo casi muero, pero cuando me paré empecé a tomar aceite. Y poco después vomité algo negro que olía como huevo o como pólvora”.

Fueron esos olores los que dieron a los científicos un indicio de lo que estaban buscando y lo que los condujo a creer que el culpable -y responsable de varios cientos de muertes- fue el dióxido de carbono: miles de toneladas de este gas, que habían sido liberadas desde la profundidad del lago y derramadas sobre la cima del volcán y hacia el valle bajo éste.

“Muchos de los sobrevivientes informaron que había un olor a huevos podridos y pólvora que es el olor inconfundible del gas de azufre, y sabemos que los volcanes producen gran cantidad de azufre”, explica el profesor Kling.

“Pero que cuando fuimos al lago y comenzamos a analizar las muestras, encontramos que en el agua no había azufre, ni tampoco había azufre en el gas disuelto en el lago, ni en las plantas que rodeaban el lugar y que habían sido expuestas a la nube de gas”.

“Era muy difícil razonar estos hallazgos. Hasta que encontramos, en documentos médicos antiguos, que se había utilizado una gran concentración de CO2 para producir pruebas de estrés oxidativo en los pilotos de combate”, cuenta Kling.

“Y resulta que las concentraciones de CO2 sobre 5% o 10% actúan como un alucinógeno sensorial, o sea que ves cosas y sientes cosas que realmente no existen. Y uno de los reportes más comunes de los pilotos de combate sometidos a esas pruebas es que olían huevos podridos o pólvora y que se sentían muy calientes” señala el profesor de la Universidad de Michigan.

Al parecer el dióxido de carbono se había estado formando en la profundidad del lago durante varios años.

Los científicos afirman que es el mismo efecto que se produce al agitar una botella de champaña y después sacarle el corcho.

Tal como explica George Kling: “Debido a que el lago estaba estratificado, o sea es muy profundo y las capas superiores no se mezclan con las capas inferiores, el gas que se formó en las capas inferiores esencialmente estaba atrapado. Eso provocó que el gas se acumulara con el paso del tiempo en una cantidad enorme y con tremenda presión”.

Los científicos afirman que es el mismo efecto que se produce al agitar una botella de champaña y después sacarle el corcho.

Los sobrevivientes

Pero también había otro misterio: cientos de personas habían muerto pero cientos habían logrado sobrevivir de alguna manera a pesar de haber sido expuestas al CO2 de la misma forma que los que fallecieron.

Muchos de los sobrevivientes eran niños. Así que una teoría era que el gas venenoso envolvió sus hogares durante la noche cuando los pequeños estaban dormidos en el interior y muchos de sus padres estaban todavía en el exterior.

También se sugirió que debido a que los niños cayeron en la inconsciencia más rápido, aspiraron el gas de forma menos profunda.

“Algunos de los sobrevivientes despertaron con personas muertas a su alrededor”, dice Peter Baxter. “Sobrevivir o morir debido a la exposición del gas realmente fue un hecho al azar”.

“El gas te provoca la inconsciencia rápidamente y los que sobrevivieron sintieron que estuvieron inconscientes durante mucho tiempo, 10 horas o más, antes de estar nuevamente conscientes, literalmente hasta que el gas -que estaba suspendido en el aire– se elevó cuando comenzaba el día y el sol calentó la tierra”.

“Pero es una situación extremadamente inusual, una historia sumamente extraordinaria”, afirma Baxter.

También surgieron teorías extravagantes sobre lo que pudo haber ocurrido.

“Sí, los locales comenzaron a decir que países extranjeros habían utilizado la zona para probar una bomba secreta, por ejemplo, que ellos, de alguna forma, eran parte de una conspiración de científicos internacionales. De hecho son ideas bastante fantásticas y no tienen credibilidad”, asegura Peter Baxter.

Todavía, sin embargo, hay muchas teorías sobre lo que realmente causó la liberación de dióxido de carbonodel lago en primer lugar. Una es que la liberación fue provocada por un desprendimiento en el lago.

El lago Nyos sigue siendo una amenaza potencial para la gente que vive en el área, pero se ha instalado un sistema de tuberías para permitir que el CO2 sea desviado del fondo con seguridad y evitar una repetición del desastre que ocurrió en 1986.

Continua leyendo

BBC

BBC MUNDO: Los meses y años que pierdes de vida si bebes alcohol a diario

Publicado

el

Un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge llegó a una conclusión: beber un trago de alcohol diario puede acortar la vida a partir de los 40 años.

En la investigación, publicada en la revista especializada The Lancet, se halló que ingerir entre 5 a 10 bebidas alcohólicas a la semana podría acortar en seis meses la vida de quien las consume.

Esa reducción aumenta a medida de que crece el consumo de alcohol: quienes ingieren 18 bebidas o más pueden llegar a perder hasta 5 años de vida.

Los científicos, quienes compararon las historias clínicas y los hábitos de consumo de alcohol personas en los países seleccionados, calcularon cuánto de la vida de una persona podría perderse si tomara de la misma manera por el resto de su vida desde los 40 años.

El estudio descubrió que el límite máximo para beber con seguridad, antes de que se desencadene un mayor riesgo de muerte, es de alrededor 12,5 unidades a la semana, el equivalente a unas cinco pintas de cerveza o cinco vasos de 175ml de vino.

Cómo el alcohol afecta la expectativa de vida

Bebidas a la semana

18+

Cuatro a cinco años menos

10-15

Uno a dos años menos

  • 5-10 Hasta seis meses menos
  • 0-5 No representa una reducción significativa de vida

Por cada 12,5 unidades de alcohol que se tome a la semana, aumenta el riesgo de:

  • Accidente cerebrovascular en 14%
  • Enfermedad hipertensiva mortal en 24%
  • Insuficiencia cardiaca en 9%
  • Aneurisma cardiaco mortal en 15%

El análisis de la universidad británica desafía la idea de que beber con moderación puede ser saludable.

“El mensaje clave de esta investigación es que si usted toma alcohol, beber menos podría ayudarle a vivir más tiempo y a reducir el riesgo de (desarrollar) varias condiciones cardiovasculares”, señaló la doctora Angela Wood, una de las autores del estudio.

Entre estudio y estudio

El consumo de alcohol había estado vinculado con un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas que no son letales, pero los científicos consideran que este beneficio se “empantanó” por el riesgo creciente de sufrir otras formas de dolencias cardiovasculares.

Estudios previos han indicado que beber vino rojo podía ser bueno para nuestra salud, aunque algunos científicos creen que esos beneficios pueden estar sobrevalorados.

Otro estudio danés halló que beber entre tres a cuatro veces a la semana estaba relacionado con un menor riesgo de desarrollar diabetes del tipo 2.

“Este estudio deja claro que en general no hay beneficios para la salud al tomar alcohol, lo cual es usualmente el caso cuando las cosas son extremadamente buenas para ser verdad”, señaló Tim Chico, profesor de medicina cardiovascular en la Universidad de Sheffield, quien no estuvo involucrado en la investigación de la Universidad de Cambridge.

Los límites

Desde 2016, las autoridades sanitarias británicas recomiendan que tanto hombres como mujeres no beban más de 14 unidades de alcohol a la semana, lo que equivale a alrededor de seis bebidas a la semana.

Los límites recomendados en Italia, Portugal y España son casi 50% más altos que los límites británicos y en Estados Unidos, el límite para los hombres es cerca del doble.

“Siempre deberíamos recordar que las pautas recomendadas para el consumo de alcohol deberían servir como un límite y no como un objetivo y se debe intentar beber por debajo de ese umbral”, indicó Victoria Taylor, dietista de la Fundación Británica del Corazón, organización que, en parte, financió el estudio.

Continua leyendo

Tendencias